La ironía de Eduardo Feinmann sobre Victoria Tolosa Paz tras la derrota en las PASO

]

Este lunes, en el tradicional pase que realizan cada tarde en LN+, Pablo Rossi y Eduardo Feinmann analizaron la clara derrota que sufrió el gobierno en las elecciones PASO del domingo. En ese contexto, el conductor de El Noticiero de LN+ reveló cuál era el apodo que le habían puesto en el Instituto Patria a la candidata oficialista en la provincia de Buenos Aires, Victoria Tolosa Paz.

Los dos periodistas de LN+ dedicaron gran parte de su pase entre programas a hablar de la contundente derrota que sufrió el Frente de Todos en las elecciones PASO de este domingo. En ese sentido, Feinmann señaló: “Para mí esta derrota tiene dos padres y una madre”.

Feinmann reveló el apodo que le pusieron a Victoria Tolosa Paz

“Los padres son Alberto Fernández y Sergio Massa. Y la gran madre, la madre de todas las batallas perdidas… es Cristina Kirchner”, se explayó el periodista.

“Y tiene varios hijos”, agregó. Luego, entre Rossi y Feinmann nombraron a los perdedores de las elecciones, entre quienes mencionaron al gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, al diputado Máximo Kirchner y a la intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza.

Más tarde, hicieron mención a otra de las que pusieron en la lista de los “hijos” de la caída del oficialismo en las PASO: la precandidata a diputada nacional por la provincia de Buenos Aires, Victoria Tolosa Paz.

“Se llama Victoria, ¿No? -arremetió Feinmann-. Victoria. A partir de ahora me parece que en el Instituto Patria (la sede del núcleo duro del kirchnerismo) la empiezan a llamar ‘Derrota’. ‘Derrota’ Tolosa Paz. Con ‘D’. No es más con ‘Ve corta’”.

En referencia a esta última letra, el periodista aclaró: “¿Viste que a ella le encantaba, ¿no? Con ‘V’ de ‘vida’, con ‘V’ de ‘verdad’, con ‘V’ de ‘voto’, el que vas a tener que poner. Bueno. Se lo pusieron. En contra”.

Mientras el conductor hablaba sobre la precandidata a diputada, en la pantalla se proyectaban las imágenes del acto que se realizó en el búnker de Frente para la Victoria en la noche del domingo, luego de conocerse los resultados -adversos para ese partido- de las PASO.

“Así que ahí estaba ‘Derrota’ Paz, y seguramente también su marido, el señor (Enrique) Albistur, que le dicen Pepe, debería estar por ahí. Otro de los grande derrotados”, agregó Feinmann. “Millonario, también”, apuntó Rossi.

A continuación, siempre con las imágenes del acto en pantalla, los periodistas señalaron el saludo que se dieron entre Tolosa Paz y Cristina Kirchner. “Pero el saludo recontra helado de Cristina a ‘Derrota’ Tolosa Paz es tremendo”, dijo Feinmann.

“Es con un desprecio… como diciendo: ‘¿Qué me venís a saludar? No saludo a los derrotados”.

“Si de esta manera la saluda en público, con todas las cámaras, que ni la mira, la detesta, lo que debe haber sido en el búnker, ¿No? En privado, lo que le debe haber dicho ¡Mamma mía!”, concluyó Feinmann.

LA NACION

La ironía de Eduardo Feinmann al conocer que el auto que usó el Presidente tiene multas: “Que entre a la moratoria”

]

El pasado domingo por la tarde, mientras se esperaban los resultados de las elecciones PASO 2021, los periodistas de LN+ se tomaron un momento para hablar de las infracciones que tiene en su haber el auto en el que llegó el presidente Alberto Fernández, que sumadas superan el monto en multas de $1.280.000.

Analizando la situación, y de manera irónica, Eduardo Feinmann propuso una solución para esta situación del primer mandatario. “Puede entrar en la moratoria”, sentenció.

Feinmann, sobre las multas del auto del presidente: “Que entre a una moratoria”

Durante la transmisión que realizó LN+ para la cobertura de las elecciones PASO 2021, se vivió un momento alejado de los resultados y las especulaciones electorales para hablar sobre los datos del vehículo que utilizó el presidente Fernández.

Fue Lucas Morando quien trajo la noticia sobre las infracciones que tenía el auto del titular del ejecutivo nacional. “Vamos a hacer una maldad. Ustedes saben que hoy Fernández fue a comer a un restaurante con (Leandro) Santoro en Boedo y se retiró en un Toyota Corolla Gris. Es de él. Le tomamos la patente del auto y buscamos cuántas infracciones tenía”, explicó.

“Te diría que la mitad del auto está en infracciones”, agregó. Enseguida, Feinmann arremetió, irónico: “¿Y quién no tiene infracciones?”. “Pero el Presidente, no”, terció Jonatan Viale, también presente en la emisión.

A continuación, y luego de pedir a los periodistas que estimen de cuánto sería el monto de las infracciones, Morando informó: “$1.287.900″. “No puede ser”, se escuchó que decían los presentes al escuchar la cifra.

“Debe $1.287.900 solo en la Ciudad de Buenos Aires. Un montón de infracciones: exceso de velocidad, violación de un semáforo en rojo”, añadió Morando, mientras en pantalla aparecía la información que él estaba desmenuzando.

“Es el doble de lo que va a pagar por el juicio por violar la cuarentena”, apuntó Viale. “El día que venda el auto va a pagar la mitad en infracciones”, señaló entonces Morando. Eleonora Cole, entonces, también se sumó a los comentarios de sus colegas y dijo: “Las puede discutir”.

“Puede ver, acá, por pago voluntario tiene un montón de descuentos”, le siguió el juego Morando, lo que provocó la risa de los presentes. Fue entonces cuando Feinmann dijo, en broma: “Puede entrar en la moratoria”.

La referencia del periodista es a la medida que dictó la AGIP del Gobierno Porteño para regularizar sus situaciones de mora en ABL, Inmobiliario y Patentes. Pero, en rigor, este beneficio caducó el 31 de agosto pasado.

Al final, Morando describió algunas de las infracciones y las multas correspondientes. “$11.000 por exceso de velocidad. 23 lucas por violar semáforos en rojo. Hay de todo. 101 infracciones”, señaló.

“Por ahí es el auto. O por ahí es Fabiola. ‘Fue Fabiola’ va a decir -bromeó, y luego añadió- Mi querida Fabiola”, remedando la frase del Presidente.

LA NACION

Facundo Manes le dijo “papelito” al voto y Eduardo Feinmann explotó en vivo

]

Eduardo Feinmann mostró su enojo luego de que el precandidato a diputado nacional por Juntos por el Cambio, Facundo Manes, diera su primer discurso en el búnker del frente partidario este domingo a la noche, antes de que se conozcan los resultados provisorios. El periodista criticó que el neurólogo se refiriera al sufragio como “papelito”.

“Decidí dar el paso”, comenzó diciendo Manes, haciendo referencia a su eslogan de campaña. Luego, nombró a sus compañeros de lista. “Hoy más de un millón vamos a haber dado el paso”, agregó en relación a los argentinos que votaron.

“¿Papelito?”: el enojo de Eduardo Feinmann contra Facundo Manes

“Quiero decirles que cada papelito no es un papelito”, dijo en alusión a las boletas sufragadas. “Para nosotros es una madre que se levanta a la mañana con el propósito aunque no tenga trabajo, de alimentar a su hijo”, comparó.

Asimismo, siguió con los paralelismos: “Ese papelito es un comerciante que tuvo que cerrar su negocio de toda la vida durante la pandemia. Ese papelito es una enfermera, un camillero, un médico que dio la vida en la pandemia”. En el mismo tono, consideró: “Ese papelito es un joven que no se quiere ir del país. Ese papelito es la voluntad de ese adulto mayor que antes de morirse quiere ver a la Argentina encaminada hacia el futuro”.

El enojo de Eduardo Feinmann

Tras el discurso, Feinmann consideró: “Acaba de minimizar el voto. Dijo: ‘El papelito’”. A su vez, siguió: “A Manes le parece un papelito, simplemente un papelito, lo que significa en realidad un derecho que iguala a todos los argentinos porque el señor de acá a la vuelta es igual al señor Manes, al Presidente de la república o a Cristina Kirchner. Todos somos nosotros somos iguales”.

Facundo Manes comparó los votos con “papelitos” Captura

Por su parte, Jonatan Viale observó: “Es una frase fea, no me gustó. A mí también me chocó”.

Finalmente, Feinmann completó: “Suena despectivo y diminutivo. El voto es lo más sagrado que hay dentro de una democracia. Hay miles de personas que perdieron su vida para lograr la democracia otra vez en la Argentina y llamarlo ‘papelito’, qué se yo…”

LA NACION